Ir al contenido principal

Videojuegos curriculares: La división


Siguiendo con los videojuegos curriculares os traigo  el clásico rompebloques, con la diferencia que para conseguir más puntos además de romper bloques debemos resolver divisiones con corrección. Cuando golpeamos con la pelota el octógono que contiene en su interior dos interrogantes "¿?" , aparecerán dos botones: un botón en forma de "correcto" a la izquierda y un botón de "incorrecto" a la derecha. Si las divisiones están todas bien, lanza la pala sobre el botón correcto, y y si no lo están sobre el botón de "incorrecto". De esta forma podemos conseguir muchos puntos ¿Cuántos? pues hasta el infinito ¿no?



Para repasar se puede hacer la ficha:

bajarse la ficha en pdf: Aquí
Juego html5 formato ordenador o tablet: Aquí
Juego html5 formato móvil: Aquí



Recuerda que en www.aventurasdeaprendizaje.es podrás encontrar más material didáctico gratuito y descargable.
Espero que te haya sido útil,  si me quieres invitar a un café e invertir en ideas, genial:


Comentarios

Entradas populares de este blog

Reto online: Virus 1-Sumas y restas-

Sí, parecía ficción, pero es realidad, un virus está cambiando nuestras vidas y eso es así. Habrá un antes y un después de esto, y espero que la lección nos sirva. Lo cierto es que en el ámbito educativo debemos buscar fórmulas, y cada uno se va sacando las castañas del fuego como puede,  a base de ingenio y muchas horas de navegación. y los que están en ello ya me entienden. Intentando no complicar las cosas, Victoria tutora de 3º de primaria,me ha propuesto que hiciéramos algo juntos y aquí está la propuesta. Se trata de repasar las operaciones básicas de forma lo más atractiva posible, que implique trabajo de lápiz y papel (sin impresora, si puede ser), con algún videojuego, alguna historia que le dé sentido y finalmente que esté acompañado  de una práctica lección sobre el coronovirus. Basándome en mi propia obra (Matemáticas distraídas 3 y 4 de la Editorial Icce) he pensado en desarrollar esta mini aventura. Que trataría de abarcar, en principio, tres retos: Reto 1. Sum

Videojuegos curriculares: Tablas de multiplicar

Es cierto que aprender las tablas de multiplicar, exige repetición; pero también lo es que ayudarse  de estrategias, como pueda ser utilizar  la propiedad conmutativa de la multiplicación, facilita enormemente el proceso. Siguiendo el objetivo del Blog de gamificar objetivos curriculares   propongo este videojuego: Para que el alumno practique y se entrene antes de enfrentarse al videojuego puedes utilizar las siguientes fichas: Fichas en formato pdf: Aquí Puedes jugar en los siguientes enlaces: En html 5 para ordenador y tablet: Aquí En html 5 versión fácil para móviles: Aquí    Si prefieres un proyecto completo en versión pirata  aquí lo tienes...       Consiste en un cadernillo gamificado Unas cartas  Un videojuego Echa un vistazo a la web del proyecto donde te explica cada una de estas partes y bajarte gratuitamente las plantillas del proyecto:   www.aventurasdeaprendiaje.es/tablasdemultiplicar

Sin Bits: Leyendo Pseudopalabras y pescando bistroides

Estaba pensando en presentar una pequeña actividad para ayudar en la difícil tarea de enseñar a leer a los alumnos. Sabemos que la lectura es un proceso que debe construirse artificiosamente en el cerebro del alumno, no es innato como puede ser la adquisición natural  del lenguaje.  Es un proceso inventado por el hombre así que en esa construcción artificial, el cerebro puede encontrarse en algunos aprietos. Un matiz muy importante es reconocer que el cerebro del alumno debe estar lo suficientemente maduro para poder aprender a leer sin sufrimiento. Si partimos de la base de que el alumno ya está maduro y motivado para leer, debemos pensar en la mejor forma de enseñarle a hacerlo. En la metodología  aplicada en el aprendizaje de la lectura, hay dos opciones que andan siempre en discusión: el método alfabético y el método global. Aunque se repite constantemente la poca eficiencia y motivación que presenta el método alfabético y se alabe constantemente  las maravillas del método g